Cómo hacer el mantenimiento de tu web

Case Study

Una de las preguntas que más me hacen mis clientes es si, una vez terminada la web, serán capaces de administrarla ellos mismos o si necesitarán contratar un servicio de mantenimiento.

Una de las mayores ventajas de WordPress es que el propio usuario puede actualizar los contenidos de su web y realizar todas las modificaciones que desee.

Luego, además de la gestión de contenidos, está el tema del mantenimiento técnico del sitio, que también lo puede llevar a cabo el propio cliente o contratarlo aparte.

En esta entrada te cuento los pasos a seguir para encargarte tú mismo del mantenimiento de tu página web.

La diferencia entre administrar y mantener una web

Siempre digo a mis clientes que WordPress es auto gestionable, es decir, que una vez terminada la web, el propio cliente será capaz de hacer todo tipo de modificaciones en su página de una forma fácil y cómoda.

De hecho, esta es una de las grandes ventajas de WordPress.

Crear entradas para el blog, añadir nuevas páginas de servicios, modificar textos e imágenes, moderar comentarios, personalizar la apariencia e incluso añadir nuevas funcionalidades mediante plugins y widgets son tareas sencillas que puede llevar a cabo el cliente.

Tener contenidos de calidad y actualizarlos frecuentemente es fundamental para que tu sitio atraiga visitas y genere clientes, así que te recomiendo que cuides mucho este punto.

Esta sería la parte relativa a la administración de contenidos y desde mi punto de vista la debería llevar a cabo el cliente, sí o sí.

Tú sabes lo que funciona en tu negocio y lo que no, la demanda de información que tienen tus clientes y los cambios que debes realizar en tu página para que se adapte a tus necesidades.

Por tanto, no hay nadie mejor que tú para administrar lo que publicas en tu sitio.

Y luego está la parte técnica, a la que hay que prestar atención para que todo funcione correctamente. Es lo que se suele llamar el mantenimiento de la web.

Algunos elementos de tu sitio necesitan ser actualizados cada poco tiempo:

  • La versión de WordPress.
  • Los plugins.
  • El tema.

También tienes que mantener limpia tu base de datos, controlar el spam y asegurarte de que estás protegido ante posibles ataques de hackers.

El mantenimiento técnico es igual de importante que la gestión de tus contenidos y también lo puedes hacer tú mismo, en el siguiente punto te explico cómo.

Cómo hacer el mantenimiento técnico de tu propia web paso a paso

Para que tu web funcione correctamente tendrás que realizar una serie de tareas de manera habitual. Algunas las tendrás que hacer casi a diario, otras semanalmente y otras solo de vez en cuando o si surge un problema.

Parto de la base de que tienes bien configurados los puntos básicos de WordPress, si no estás seguro de que sea así repasa esta entrada.

Una vez que tu web esté bien configurada estos son los puntos que tienes que cuidar para que todo funcione en condiciones.

1. Haz copias de seguridad de la base de datos y archivos

Lo primero que te recomiendo es que instales un plugin que te permita hacer copias de seguridad de una forma cómoda y efectiva.

Así podrás restaurar tu web en caso de desastre.

Puedes ser víctima de un ataque, tocar algo que no debías o sufrir cualquier imprevisto que destroce tu página.

Si tienes una copia de seguridad solo tendrás que restaurarla y todo volverá a su sitio.

Si no tienes copia de seguridad te llevarás un buen disgusto.

El plugin que te recomiendo para este cometido es UpdraftPlus Backup and Restoration.

Hay muchos plugins que hacen copias de seguridad, pero este te permite restaurar dichas copias desde tu panel de control de WordPress. Más fácil y cómodo no puede ser.

A la hora de elegir la frecuencia de los respaldos debes tener en cuenta cada cuanto actualizas los contenidos de tu web.

Si publicas en tu blog a diario te puede venir bien hacer un respaldo al día, si no tienes tiempo para mantener un blog y solo cambias algunos textos de tus páginas estáticas una vez cada 15 días, te sobrará con hacer un respaldo a la semana.

2. Asegúrate de que esté todo actualizado

WordPress, plugins y tema. Todo.

Las actualizaciones se realizan en un click así que no tienen complicación ninguna. Eso sí, es conveniente hacer una copia de seguridad antes de actualizar por si algo va mal, pero si has instalado el plugin de Back-up este punto lo tienes cubierto.

Manteniendo todo actualizado evitarás vulnerabilidades de seguridad y optimizarás el rendimiento de tu sitio.

3. Garantiza la seguridad de tu WordPress

Tu web puede ser atacada por muchísimas razones, no pienses que te vas a librar solo porque tu sitio no sea muy conocido.

Si quieres estar protegido te recomiendo el plugin iThemes Security.

4. Vigila y mantén a raya tus plugins

Los plugins añaden un montón de funcionalidades y posibilidades a tu web, pero instalar plugins de dudosa calidad o tener demasiados puede perjudicar gravemente el rendimiento de tu sitio.

A lo largo del tiempo irás cambiando los plugins en base a tus necesidades, pero recuerda:

  • Desactivar y eliminar los que ya no utilices.
  • Comprobar el correcto funcionamiento de tus plugins.

En ocasiones, tras una actualización, el rendimiento o compatibilidad de algunos plugins se ve perjudicado. Utiliza el Plugin P3 Performance Profiler para asegurarte de que su rendimiento sigue siendo el adecuado.

5. Revisa tus enlaces rotos

Si tienes un blog seguramente tendrás un montón de enlaces que apuntan hacia otras entradas de tu sitio y hacia otras páginas web.

Con el tiempo algunos de esas url de destino desaparecerán, lo que llevará a tu lector a un decepcionante error 404.

Una web bien trabajada tiene que cuidar los detalles y este es uno de los más importantes.

Además, a Google tampoco le hace ninguna gracia que tu web tenga enlaces rotos.

Para detectar si hay este tipo de enlaces en tu sitio y poder corregirlos te puedes ayudar del plugin Broken Link Checker.

6. Acaba con el spam

El spam llena de basura los comentarios de tus entradas. Parece mentira la cantidad de porquería que puedes llegar a recibir…

El plugin Akismet elimina casi por completo el problema.

Una vez activado lo único que tienes que hacer es vaciar tu bandeja de spam de vez en cuando.

7. Mantén limpia tu base de datos

En tu base de datos van quedando guardados registros innecesarios.

Comentarios spam, borradores de entradas, revisiones, opciones transitorias, etc.

Todo ello hace que tu base de datos ocupe más y que tu web se vaya ralentizando.

Para solucionarlo puedes instalar el plugin WP Optimize.

Su función es limpiar la base de datos eliminando todos los registros que ya no necesitas.

8. Organiza tus categorías y etiquetas

Cuando empiezas a escribir en tu blog lo haces con una idea en mente, pero a lo largo del tiempo puede que añadas categorías, elimines etiquetas, etc.

De vez en cuando repasa esas categorías y etiquetas para facilitar la navegación a tus lectores.

No tiene mucho sentido tener una categoría para una sola entrada.

Tampoco es adecuado tener una categoría tan genérica que puedas meter en ella todo lo que publiques.

Organiza tus contenidos para que tus lectores encuentren lo que necesiten rápidamente.

En ciertas ocasiones te puede venir bien recurrir a un profesional

Las 8 medidas que te he explicado en el punto anterior son suficientes para mantener tu web en buen estado sin necesidad de contratar un servicio de mantenimiento.

Personalmente creo que esas 8 tareas las puedes hacer tú mismo sin mayores problemas y te puedes ahorrar un dinerillo.

Sin embargo hay situaciones y casos en los que un profesional puede ser de gran ayuda.

1. No tienes tiempo de mantener tu web

Si escribir en tu blog ya te exprime todo el tiempo que puedes dedicarle a tu web, puede que contratar alguien que lo haga por ti sea una decisión inteligente.

Tú tienes que dedicarte a lo que mejor se te da. Tienes que estar en las tareas más importantes de tu negocio, ya sea en la toma de decisiones, siendo la imagen del mismo, atendiendo a los clientes, negociando acuerdos, etc.

Si tú tiempo es más necesario en otras cuestiones te recomiendo que delegues esta parte de la web.

2. Tienes nulos conocimientos o ganas de mantener tu web

Es así de simple, si te puedes permitir pagar un servicio de mantenimiento web ¿Por qué vas a hacerlo tú?

Para mucha gente supone un engorro o le da pereza, aunque ya has visto que tampoco es que sea muy complicado ni laborioso.

Y seamos sinceros, tu web siempre estará mejor cuidada si se encarga de ella un – buen – profesional.

3. Algunos profesionales incluyen asesoramiento

Algunos webmaster incluyen en sus tarifas de mantenimiento cierto tiempo dedicado al asesoramiento de sus clientes.

Para mí este es un valor añadido ya que el cliente siempre tiene a alguien a quien recurrir en caso de necesitarlo.

La suma del soporte técnico + asesoramiento puede ser una combinación interesante para muchos usuarios.

4. Ocurre un desastre en tu web

A veces nos encontramos con la desagradable sorpresa de que algo ha ocurrido en nuestra web.

  • La web no está.
  • Los estilos han desaparecido.
  • El tiempo de carga es insoportablemente lento.
  • No se ven ciertas imágenes.

Los imprevistos ocurren y, aunque hayas tomado todas las precauciones necesarias para mantener en forma tu web, la lista de cosas que pueden pasar es interminable.

En estos casos necesitarás a un profesional casi con total seguridad.

5. Mantenimiento avanzado y monitorización

Algunos profesionales ofrecen un servicio de monitorización continua y opciones de mantenimiento avanzadas como la optimización constante de la velocidad de carga.

Evidentemente un usuario corriente no va a llegar nunca a los conocimientos que puede tener un webmaster preparado, así que un mantenimiento de este tipo puede ser muy valioso.

6. Para estar más tranquilo

Tener un webmaster que vigile el correcto funcionamiento de tu sitio te aporta la tranquilidad de saber que, si algo ocurre, tienes a alguien que lo solucionará de manera inmediata.

Algunos clientes me han solicitado un servicio de mantenimiento para su web, contra mi recomendación, simplemente para sentirse más tranquilos.

Instalar Google Analytics en WordPress¿Qué te ha parecido este post? ¿Tienes alguna duda o sugerencia?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s